No necesita presentaciones. Su filosofía es el respeto, hoy las críticas no la frenan y en la búsqueda por mantener su identidad demuestra su madurez para los cambios.

por Andrea Arzola

Buenos Aires. 30 de julio. Diez de la mañana. Un estudio ubicado en Villa Crespo, fue el momento y el lugar elegido para conocer a Oriana Sabatini. Al entrar, tranquila y en pausa, saluda a todos y charla con el equipo como si se tratara de sus más íntimos amigos. A pesar de las 8 horas de vuelo que cargaba encima, nos regaló una sonrisa tan amplia como cálida. Antes del shooting, mientras la maquillan y toma un café, se concentra para una de las conversaciones más sinceras que hemos tenido con un artista.

¿Quién es Oriana Sabatini?
Una persona de carne y hueso. A diferencia de lo que se muestra en las redes sociales y lo que este trabajo puede llegar a significar, soy una persona muy sencilla y tranquila. Extremadamente reservada, una amiga muy leal y alguien que no te va a traicionar nunca.

Hay una realidad innegable, y es que a los famosos se los idealiza muchísimo ¿Qué opinas de tanta idealización?
Por un lado me parece feo porque hace que concientices demasiado las cosas que haces y las que dejas de hacer, es muy agotador y te pone un peso que no está bueno. Sos responsable de todo lo que decís y mostrás en tus redes sociales, si te confundís en una sola cosa ya tenés un montón de gente criticándote. Lo otro que no me gusta es la idea de poner a alguien en un pedestal cuando todos somos iguales, acá nadie es mejor que nadie.
Pero también tiene su parte linda, me acuerdo cuando era nena y admiraba a un montón de chicas y quería algún día llegar a ser como ellas. Me sentía motivada, eso es lo que vale la pena cuando admirás a alguien. Sin embargo, me hubiese encantado que mostraran su lado más humano y dijeran más cosas como: “se segura con tu cuerpo”, “querete como sos”, si hubiese escuchado más estos consejos, quizás no hubiese crecido con tantas inseguridades.

¿Y sos exigente con vos misma?
Durante toda mi vida fui muy exigente hasta tal punto de convertirlo en algo tóxico. Pero hoy en día, al ver a tantas personas que sigo y admiro, abrirse y mostrar lo que les pasa, que ellas también tienen problemas con su cuerpo, granitos y demás, aprendí a relajarme. Siempre estoy buscando perfeccionar la persona que soy, en eso siento que no hay límites y también soy súper exigente con mi trabajo. Pero si bajé el nivel de exigencia, más que nada en lo superficial.

Antes que decirte cualquier cosa, lo que más me gusta resaltar de mi son los valores que tengo y las cosas que me hacen ser un mejor ser humano

¿Te considerás una persona segura?
Algo que me molesta mucho de las redes sociales, es que se da por hecho solo por el tipo de contenido que subís, que sos una persona segura y no es así. Soy una de las personas más inseguras que conozco. Por ejemplo, si no encuentro algo con lo que me sienta segura para ponerme prefiero ni salir. Hay veces que me siento fea y no quiero salir de mi casa. Pero después pienso que la gente que de verdad me quiere, no lo hace porque soy linda o fea, sino por lo que soy. Al percatarme de estas cosas me tranquilizo y trato de recordar todos los días que uno brilla por su personalidad. Te podés poner la ropa más excéntrica y el mejor maquillaje de todos, pero la gente te va a amar y te vas a hacer notar por tu belleza interior.
Me encantaría empezar a mostrar mis inseguridades en las redes, se que sería algo muy positivo para todas las niñas que me siguen, pero creo que para mi no porque no estoy preparada para abrir esa puerta todavía, siento que es algo que lleva tiempo.

Hubo un momento cumbre en tu carrera donde diste a conocer varias canciones que se convirtieron en un hit rotundo, pero justo en ese instante te alejaste de todo. ¿Por qué?
Pasaron un montón de cosas, conocí a una persona con la que estoy de novia, pero esa persona vive en otro país. Tenía que acomodarme a las circunstancias, mi vida dio un giro 360°. Dejé mi casa de siempre para empezar a viajar constantemente sin tener un lugar fijo en donde quedarme, para mi eso fue un cambio enorme. Pasé por un montón de cambios como artista, no me sentía conectada con las canciones que hice en el pasado, tenía que hallarme en mi nueva música. También hice cambios en el equipo que fueron súper importantes. Nunca abandoné mi carrera pero soy humana y necesitaba el tiempo para reinventarme.

¿Con cuál de tus letras sentiste más conexión hasta ahora y por qué?
Es una canción que no salió todavía pero te puedo contar un poquito de qué se trata. Claramente va dedicada a las mujeres y nació de una experiencia que viví en carne propia, que no estuvo buena pero decidí transformarla en una canción que me haga sentir increíblemente fuerte y poderosa. Me divierte mucho la letra porque obviamente está hablándole a los hombres pero de una manera que roza en lo gracioso. Me agarré de algo que escuché en la tele y jamás se me olvidó: “Hombres, no es no. Mirá la pelotudez que tenemos que explicar”. Y en seguida me di cuenta que en ocasiones pareciera que estuviésemos hablando con niños. La letra se basa más o menos en eso, en tener que explicarle las cosas a los hombres como se las explicarías a un niño.

¿Cuál sería un mundo ideal para vos?
Pasa que no existe un mundo ideal, pero trato de imaginarme siempre en un lugar en donde esté haciendo lo que amo y seguir compartiendo con la gente que quiero.

Fotos de @ferjacobi
Estilismo de @franarrechea y @manuellariv
Maquillaje de @bettinafrumboli para @frumboliestudio con productos @lancomeofficial
Pelo de @lucasbarbolla para @estudioh

Leé la nota completa en Numeral Post #5 – Primvera 2019.