Oriana Sabatini: “Me encantaría empezar a mostrar mis inseguridades en las redes, se que sería algo muy positivo para todas las niñas que me siguen, pero creo que para mi no porque no estoy preparada para abrir esa puerta todavía”

Con respecto a las críticas, hubo un tiempo en el que cerraste tu cuenta de Twitter porque estabas harta de los comentarios negativos, pero no Instagram. ¿Cómo manejas este tema?
En realidad la cerré y la volví a abrir, porque hoy en día no me hacen tanto daño ese tipo de comentarios como antes. Pero sí es algo que siempre me dará mucha impotencia, porque son personas que hablan sin saber, están detrás de una computadora, con otro nombre y ni siquiera te conocen realmente y vos sabes que lo que están diciendo no es así. A veces pienso que quizás le está pasando algo muy feo a las personas que agreden a otras en las redes sociales, busco hasta empatizar con ellos en lugar de enojarme porque sería una pérdida de energía total.

Ahora, la fama se mide a golpe de likes y cantidad de seguidores, el que más tiene, mejor. ¿Cómo lo ves?
Si yo no me dedicara a lo que me dedico, cerraría las redes sociales. Obviamente cuando empezás a ver que te siguen más y más personas, es en cierto sentido algo gratificante. Depende de como se lo tome cada uno, yo lo veo como un espacio de trabajo. Pero no hay que volverse loco porque evidentemente enferman si no lo sabes controlar. A mi me costó un montón aceptar como ahora es más fácil que antes el hacerse conocido, yo quería la vieja escuela, que fuese más difícil para poder disfrutarlo un poco más.

Y con todo el alcance que tenés y toda la gente que te mira, ¿de qué forma crees que aportas tu granito de arena al mundo?
Creo que podría hacer mucho más de lo que hago, pero soy muy reservada. En una entrevista, me gusta abrirme y mostrar más de mi, pero en las redes sociales no suelo expresar mis sentimientos porque me parece algo trillado, por ende, me siento incomoda. Siento que aporto algo positivo cuando me muestro tal cual soy y diciendo como me siento a través de mi música. Considero que como figura pública, tenés que dar a conocer tu opinión cuando está ocurriendo algo importante en la sociedad y también informar sobre lo que está pasando.

Las imágenes detrás de escena fotografiadas por el editor, Fran Arrechea, en una película de 120 mm.