La historia del arte está ahí, al alcance de un clic, la posibilidad de navegar por las galerías de un museo no es una noticia de último momento. Sin embargo, en el marco de contingencia mundial que estamos viviendo, las casas de cultura más prestigiosas del mundo han optado por abrir sus puertas aún más al mundo virtual.

texto de Ester Ibarguren

¿Qué experiencias novedosas podemos transitar con estas ventanas digitales a la cultura? Cientos. Aun si jamás estuvo en nuestros planes hacer una visita física a un museo la posibilidad hoy resulta atractiva, el encierro y la imposibilidad de realizar miles de actividades que esto trae como consecuencia invita a encontrar alternativas novedosas.

El emblemático Museo Nacional del Prado de Madrid, que reside entre otras a Las meninas de Diego de Velázquez, ofrece una experiencia única al convocar a recorrer sus galerías con un video de invitación conmovedor. También el insondable Museo Británico, que atesora objetos de todo el mundo, abre la posibilidad de recorrerlo. Debido a la complejidad que lo caracteriza bien se puede organizar una recorrida en varias jornadas.

El mítico museo francés del Louvre ofrece recorridos por temáticas. Su interés es legendario y constituye una cita para aquellos que alguna vez han estado o piensan pisar París. Allí se encuentra una de las obras más conocidas del mundo La Gioconda de Leonardo da Vinci. El museo es tan visitado que a menudo solo se puede permanecer en algunas salas solo unos minutos, no es poco la idea de poder contemplar lo deseado con tiempo y detenimiento.

La oferta de museos virtuales en Nueva York no es menos atractiva, la colección interminable del Museo Metropolitano nos da la posibilidad de conocer el arte universal.

Tampoco es ninguna novedad que el hombre se refugia o se acerca al arte en los momentos críticos. El arte puede brindar respuestas muy íntimas que otros humanos han ensayado, y tal vez desarrollando la sensibilidad para descifrar esos mensajes plasmados en obras de todos los tiempos podremos encontrar el alivio y la calma.