Louis Vuitton invitó a sus empleados y colaboradores, así como a sus hijos, a participar en la concepción creativa de las vidrieras de sus tiendas de todo el mundo para celebrar su reapertura tras el confinamiento.

El arco iris es un símbolo de esperanza y de embarcarse en una nueva aventura, que aparece cuando el sol ilumina las nubes después de una tormenta. Desde finales del siglo XIX, las exhibiciones artísticas formaron parte del universo Louis Vuitton y, a lo largo de los años, actuaron como una invitación abierta al mundo de los sueños: un viaje creativo y pionero.

En una iniciativa sin precedentes llamada ‘The Rainbow Project’, la maison invitó a sus empleados y colaboradores, así como a sus hijos, a participar en el diseño creativo de las vidrieras de todo el mundo. Se alentó a todos los participantes a despertar a su niño interior y dibujar su propia versión de un arco iris. Cada escaparate es único en su diseño, con arcoíris creados como pegatinas o mostrados en pantallas animadas.

LOUIS-VUITTON-MILANO-MONTENAPOLEONE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *